Written by 20:17 Activitats de membres FPB

SEMINARIO La formación del analista: de Freud a Lacan

el Seminario “La formación del analista: de Freud a Lacan”, actividad declarada ante la Junta Directiva del Fòrum Psicoanalític Barcelona, por Pedro Pablo Arévalo, miembro del FPB, A.M.E. de la EPFCL y miembro del CIG (2023-2024).
 
Este seminario está dirigido a psicoanalistas en ejercicio y psicoanalistas en formación, y se centra en elementos fundamentales expuestos más abajo. La actividad es de carácter gratuito, previa inscripción (cupos limitados), en modalidad online. Se dictará el primer y el tercer lunes de cada mes, de 7:30 a 9:00 p.m., a partir de octubre 2023 y hasta junio 2024. Previo a cada sesión del seminario se enviará a los asistentes material relativo al tópico a trabajar. En algunas sesiones se contará, como expositores invitados, con miembros del FPB o de otros foros de la IF-EPFCL. En cuanto a la bibliografía, ver el archivo adjunto. 
 
Para inscribirse, enviar un correo a pp_arevalo@yahoo.com, con los datos de teléfono móvil, profesión y ciudad de habitación, e indicar si es miembro de un foro de la IF-EPFCL. A vuelta de correo recibirá la confirmación y, oportunamente, el enlace Zoom para unirse a la reunión. 

Cordialmente, 
Pedro Pablo Arévalo.
 
P.D.: Deseo expresar mi agradecimiento a los colegas que han contribuido de diversa manera con esta propuesta, miembros del Fòrum Psicoanalític Barcelona, o de foros de Brasil y de Colombia.
 
Presentación del Seminario
 
En cuanto al contenido, abordaremos tópicos fundamentales como la formación analítica antes y después de Lacan (tema de la primera sesión), la firme convicción en la existencia del inconsciente, el concepto de que el psicoanalista no se autoriza sino de sí mismo, el final de análisis (travesía del fantasma, transformación del síntoma, caída del Otro, caída del SSS, destitución subjetiva, sinthome), el pasaje de analizante a analista, el pase, el deseo del analista, el acto analítico, la intransmisibilidad del psicoanálisis, y varios otros. Sin embargo, lo que deseamos diferencie el seminario no es tanto el contenido, sino la manera de abordarlo, como se explica a continuación. 
 
Aquello a lo que apuntaremos se relaciona con el conocido aforismo de Lacan: El analista no debe ser completamente ignorante de un cierto número de cosas, esto es seguro. Pero no es esto lo que entra en juego en su posición esencial. (Seminario VIII “La transferencia”, 1961) ¿De qué cosas no debe ser completamente ignorante el analista? Se trata de lo que llamamos el saber referencial. Conocer del saber conceptual acumulado en más de 120 años de historia del psicoanálisis es ciertamente útil, y ciertas partes, imprescindible. Estamos hablando de un volumen de conocimiento realmente enorme. Es lo que podemos aprender en programas universitarios, colegios clínicos e instituciones de enseñanza similares, congresos y seminarios aislados, y en el estudio personal. 
 
Sin embargo, con todo lo importante que esto puede ser, ello no constituye lo esencial que entra en juego en la posición del analista, nos dice Lacan. Y entonces, ¿en qué consiste eso que es esencial al psicoanálisis? Podemos adelantar dos ejemplos: el deseo del analista y la destitución subjetiva. De ambos podemos hablar, y comúnmente se lo hace en cualquier curso, en cualquier programa de formación en psicoanálisis lacaniano. Sin embargo, ninguna conceptualización puede “enseñarlos”, en el sentido de lograr un aprendizaje mediante clases, explicaciones y estudio. Ellos, al igual que otros elementos esenciales, únicamente pueden surgir, si es que lo hacen, de un análisis llevado hasta un final conclusivo, y luego irse “afinando” y consolidando en sus actos como analista. Así pues, examinaremos esa y otras respuestas y, como se explica más abajo, intentaremos hacerlo desde un lugar diferente al del discurso universitario, tratando de acercarnos a lo real en juego en la formación del psicoanalista. 
 
Para tomar la medida de nuestro cometido, acudamos a un segundo pensamiento de Lacan, pronunciado ya hacia el final de su recorrido: Tal como ahora lo pienso, el psicoanálisis es intransmisible. Es muy molesto. Es muy molesto que cada psicoanalista esté obligado (…) a reinventar el psicoanálisis. Lacan, “Conclusión del IX Congreso de la EFP sobre la transmisión” (1978). Así pues, eso que es esencial al psicoanálisis, resulta que además es intransmisible, y su puesta en juego, cada psicoanalista está obligado a reinventarla. Obviamente, el discurso universitario, si bien necesario para transmitir el enorme volumen del saber referencial, resulta sin embargo inapropiado para intentar acercarse a aquello esencial al psicoanálisis, al menos como posición fundamental del enseñante que quiera acometer esa ardua tarea. Antes bien, este necesita colocarse como sujeto dividido, recuperar su subjetividad, y poner en juego el discurso analizante (discurso histérico). Tan solo dejándonos dividir por el significante tenemos posibilidad de acercarnos a eso tan caro al psicoanálisis, y a la vez tan escondido, tan inasible del psicoanálisis. 
 
De lo anterior se deduce que no tomaremos el término seminario en el sentido de un curso, ni como clases aisladas, sino como un dispositivo -quisiéramos decir de Escuela- que implica una lógica que se va desplegando en cada encuentro. Si bien es cierto que el enseñante puede anticipar algunas de las interrogantes y las respuestas, la sorpresa se presentificará, como en el análisis. Por supuesto, la propia naturaleza de este enfoque descarta el establecer un calendario o programa rígido de temas por sesión. Estos se irán desarrollando con el seminario mismo, a partir de la primera sesión, la única que está predefinida. 
 

(Visited 64 times, 1 visits today)
Etiquetes: , Last modified: 7 de novembre de 2023
Close